Clarisa se convirtió el pasado fin de semana en la primera mujer en dirigir los equipos de voleibol de playa en la UPR de Humacao

Miércoles, 8 de marzo de 2017 (San Juan, Puerto Rico) – Llevar varios roles en una misma institución universitaria da la ventaja de crecer en conocimiento y destrezas administrativas. Cada escalón de aprendizaje se convierte en la escalera del camino hacia el éxito del sueño anhelado.

Así se trasformó la vida deportiva de Clarisa Rosado, la primera mujer designada por el departamento atlético de la Universidad de Puerto Rico (UPR) de Humacao en dirigir el voleibol de playa para las Búhas y Búhos en la Liga Atlética Interuniversitaria.

La mayagüezana aprendió en su alma mater, Colegio de Mayagüez, lo que es el significado de sacrificio, amor al deporte y el sentido de pertenencia como estudiante, para lograr las metas deportivas y académicas. Enseñanzas que transfiere a sus alumnos en su nuevo rol de entrenadora e intercambia con sus horas de terapista física.

“Ha sido algo voluntario. Es un programa que he querido correr desde al año pasado. Toda mi vida he jugado voleibol en categorías menores en cancha. De ahí, nació el interés de crear un programa para la universidad en playa. Un programa que sea competitivo como lo es nuestro director atlético Elmer Williams y yo”, indicó la dirigente de voleibol de playa inaugurada oficialmente el fin de semana 4 y 5 de marzo durante la primera clasificatoria de la disciplina en el balneario de Carolina.

Clarisa cuanta con 10 años de experiencia como terapista física en la UPR de Humacao. Ella y su amiga inseparable, la asistente en terapia física Daly Moctezuma, se juntan para llevar un mensaje positivo sobre prevención y cuidado de la salud a los atletas, no solo en su centro de rehabilitación, sino a través de las redes sociales como twitter @S_terapeuticos.

“Seguimos corriendo todo lo que es deporte universitario. Tenemos un programa de rehabilitación que corremos terapistas físicos y mi compañera Daly. Así hacemos de todo un poco.  (El dirigir voleibol de playa) es una meta que tengo a nivel personal y he contado con el apoyo en Humacao para lograrlo”, expresó la gemela idéntica de Zoe.

¿Se disfruta lo que hace? “Verdaderamente a mí siempre me ha encantado el deporte. Lo que hago es disfrutarlo. Por lo menos, crear ese sentido de pertenecía en la UPR de Humacao ese es mi principal meta. Ese es mi aspecto en mi vida personal y profesional. Soy búha hace 10 años. Aunque me gradúe del recinto de ciencias médicas y empecé en el Colegio. Lo que quiero es darle ese sentido de partencia a la institución. Quiero que amen la universidad, como a mi me enseñaron en Mayagüez”, puntualizó llena de risa tímida.

Su timidez frente a los medios de comunicación se le borra cuando tiene una cámara fotográfica con la cual se divierte en su tiempo libre capturando las mejores jugadas de sus atletas y en el espacio de descanso en sus tareas universitarias. Sin duda, otro rol que la hace admirable por amar el deporte en todos los renglones.

“Me encanta lo que es voleibol. Para mí esto es una nueva meta, un nuevo reto. Esto se lo dejo en manos de Dios. Todo se lo agradezco a él. Para mi es una manera de relajarme y echar el resto. Vamos por más. Cada proyecto que me planteo me gusta trabajar por él”, indicó la Dirigente.

Clarisa y sus mancuernas viajan de Humacao hasta el balneario de Carolina a realizar sus entrenamientos de cara a sus clasificatorias de voleibol de playa universitario, ya que el área este no cuentan con las instalaciones adecuadas para los mismos.

El próximo compromiso de la UPR de Humacao es el fin de semana del 18 y 19 de marzo en el balneario de Boquerón, Cabo Rojo. Es la segunda oportunidad que tienen en ambas ramas para mejorar sus records de 1-2 en femenino pool B y 0-3 en el pool  B en masculino.

 

Leave a Reply