En una entrevista realizada por el periodista del rotativo El Nuevo Día Víctor Pillot Ortiz el director atlético de la UPR-Río Piedras, Freddie Ramos emplazo a la Junta de Supervisión Fiscal para que mantengan a los estudiantes-atletas como prioridad.

A continuación la entrevista del director atlético al periodista Pillot. La propuesta de la Junta de Supervisión Fiscal de eliminar las exenciones de matrícula y la conglomeración de recintos en el sistema de la Universidad de Puerto Rico sería desastroso para el deporte universitario, a juzgar por el director atlético de Río Piedras, Freddie Ramos.

El estudiante atleta de los recintos del principal sistema de educación superior del país recibió su “primer aviso” de lo que puede ocurrir, cuando entraron al año académico 2018-2019 con un aumento en la matrícula que dejó sus exenciones de matrícula en un 50 por ciento.
“Todos los estudiantes, no importa que sean atletas o tengan cualquier otro beneficio (que les exima el pago), son responsables de pagar el aumento de matrícula”, explicó Ramos a El Nuevo Día.
“En el caso de Río Piedras, toda la participación atlética se ha mantenido. Yo tuve reuniones con cada uno de mis dirigentes, entrenadores y estudiantes atletas y se les explicó claramente lo que cubría la exenciones de matrícula. Los otros estipendios que tenemos, como los de alimentación y las dietas cuando están en los partidos, eso se pudo mantener. Los estudiantes están comprometidos con el programa deportivo y vamos a tener una participación completa (en la temporada 2018-2019)”, aseguró Ramos.

“El reclutamiento fue normal este año porque nosotros no habíamos contemplado (el aumento de matrícula). Por eso fue que tuvimos que reunirnos con todos los estudiantes atletas. Porque después del ofrecimiento que se hizo, llegó la información de que las exenciones de matrícula iban a ser de 50%. En ese aspecto sí tuvimos que reunirnos porque el acercamiento que habíamos hecho con cada uno de los estudiantes era que la exención iba a ser de un 100%”.
“Daño irreversible”
Actualmente, el Recinto de Río Piedras le da exenciones de matrícula a entre 300 y 350 estudiantes atletas. Ramos señaló que de implementarse lo propuesto por la Junta de Supervisión Fiscal de eliminar las ayudas económicas a esos estudiantes atletas, se le haría “un daño irreversible” al deporte.
“Ya estamos entrando a otro escenario, no en el escenario que estamos ahora mismo, donde por lo menos la información que le hemos llevado a nuestros estudiantes es que tenemos exenciones. Nosotros, como departamento atlético, estamos haciendo actividades para poder ayudar a esos estudiantes que no tienen la beca federal. Esos estudiantes que no tienen la beca federal, tienen que pagar con su propio dinero la diferencia que hay entre lo que cubre la exención de matrícula y lo que falta por pagar. Estamos trabajando para subsanar esa parte”, apuntó.

La Liga Atlética Interuniversitaria tiene un tope al monto total de ayuda económica que se le puede ofrecer a los estudiantes atletas de $8,500 por año escolar.
“En el caso nuestro, lo que cubrimos es el costo de los créditos. Adicional a eso tenemos un estipendio de alimentación que se le da a los estudiantes que participan en deportes en cada semestre y ese estipendio de alimentación se une a las dietas que se les da, también, cuando esos estudiantes van a participar en los diferentes eventos”, explicó Ramos.

Posible fusión de recintos
Sobre la recomendación de la Junta de Supervisión Fiscal de consolidar administrativamente algunos recintos, Ramos lo ve como una amenaza a todos los programas, y en especial al deportivo.
El director atlético, además, recordó que la Junta de Gobierno de la UPR ya hizo su parte en cuanto a ajustes económicos al recortar al 50 por ciento la exención económica a los atletas.
“Eso mantuvo los programas (deportivos) en las diferentes instituciones de la UPR. Pero si se aplicara lo que pide la Junta de Supervisión Fiscal y el conglomerado de instituciones de la UPR, tendríamos tres conglomerados: Río Piedras, Bayamón y Carolina; Mayagüez, Arecibo, Aguadilla y Utuado; y el tercer conglomerado sería Cayey, Humacao y Ponce. Entonces ahí estaríamos viendo una reducción también en lo que tiene que ver con la participación (deportiva)”, continuó Ramos.

“Entiendo que tenemos que dar la pelea por el programa deportivo de nuestras instituciones y por el programa de la LAI, que este año cumplimos 90 años. Verdaderamente todos los que estamos trabajando en el deporte universitario estamos dando la lucha para que nuestros programas deportivos se mantengan. Y en el caso de la Universidad de Puerto Rico, confiamos en seguir con el apoyo de la Junta de Gobierno, que nos apoye en seguir luchando, que no se den por vencidos y que sigan luchando por las exenciones de matrícula de nuestros estudiantes atletas”, concluyó.

Entrevista realizada por el periodista El Nuevo Día Víctor Pillot Ortiz
Foto de Resistencia Deportiva

Deja un comentario