jueves, 14 de marzo de 2019 – 12:00 AM

Por Sara Del Valle Hernández

Un 14 de marzo de 1929, hace exactamente 90 años, atletas de tres universidades se lanzaron a la pista de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras (UPR-RP) para defender sus colores en las primeras justas de atletismo, hoy conocidas como las Justas de la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI).

Mucho ha cambiado desde entonces, comenzando con la cantidad de deportes en los que se compiten, hasta el número de universidades que se enfrentan. Sin embargo, hay un aspecto que se mantiene vigente —a juicio de varios entrevistados: su importancia como plataforma para darle un espacio a los mejores atletas del país y también del exterior, a la vez que sirve como un espectáculo que atrae a los estudiantes de las distintas universidades para apoyar a sus representantes y confraternizar.

Expansión extraordinaria

La primera justa atlética universitaria reunió a competidores de la UPR de Río Piedras, el Colegio de Agricultura y Artes Mecánicas, de Mayagüez (conocida ahora como la UPR de Mayagüez) y el Instituto Politécnico, de San Germán (lo que es hoy el recinto de San Germán de la Universidad Interamericana), que se habían aglutinado bajo la Asociación Atlética Intercolegial (AAI).

A raíz de ese momento, el proyecto deportivo no dejó de evolucionar. Una de esas instancias fue su cambio de nombre, de la AAI a la LAI en 1942. Más adelante, específicamente en 1969, se incorporaron las primeras competencias para mujeres. Sin embargo, uno de los mayores cambios se dio en 2006, cuando las universidades que pertenecían a la Organización Deportiva Interuniversitaria (ODI) se unieron a la LAI.

Este suceso, según recordó José Enrique Arrarás, quien hasta diciembre del pasado año se desempeñó como comisionado de la liga, fue un “impulso grande” a la LAI.

“Cuando pasamos de 11 instituciones a 21, eso fue un impulso grande”, compartió Arrarás.

“Yo quise hacer esto porque en el otro grupo (la ODI) había instituciones que yo veía que podían competir con las universidades grandes, y la idea era tener a todos esos estudiantes-atletas bajo una misma bandera”, agregó.

La ODI —explicó Arrarás— agrupaba a las universidades más pequeñas como la Universidad del Este y la Universidad Metropolitana, además algunos recintos de la UPR. Este movimiento, según Arrarás, aumentó el nivel de las competencias y la cantidad de eventos que se practicaban.

Noventa años de las Justas de Atletismo de la LAI

  • La primera justa de atletismo se celebró en marzo de 1929 con la participación de tres universidades. ( Archivo)
  • Angelita Lind fue una destacada atleta con la Universidad Interamericana.
  • Domingo Cordero vistió los colores de los Gallitos del recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico.
  • El venezolano Félix Ladera fue el líder de puntos en la rama masculina de las Justas de 1996 y 1997 con el Colegio de Mayaguez.
  • La boricua Alysbeth Félix participó en diversos eventos con la UMET.
  • Javier Culson estableció la marca de los 400 metros con vallas en uniforme de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico. (Ramón “Tonito” Zayas)
  • La medallista olímpica colombiana Caterine Ibargüen representó a la UMET. (ELNUEVODIA.COM)

Atletas de calibre

Al repasar el aspecto competitivo, el escritor y cronista deportivo Carlos Uriarte expuso que la LAI ha contado con excelentes deportistas que posteriormente representaron al país en eventos internacionales. En este grupo mencionó al velocista Eugenio Guerra y el pertiguista Ever Sabater en la década de 1930. Mientras en los ‘40, destacó al abanderado de los Juegos Olímpicos de Londres, José “Fofó” Vicente. De los más recientes, nombró a tres medallistas olímpicos: el boricua Javier Culson, la colombiana Caterine Ibargüen y el dominicano Luguelín Santos.

Menos instituciones

Con tan solo unos meses como comisionado de la LAI, Jorge Sosa, tiene ante sí el reto de manejar la reducción de 21 universidades a 19, luego que el Sistema Universitario Ana G. Méndez se convirtiera en la Universidad Ana G. Méndez. Esta movida provocará que, a partir de agosto de este año, las tres instituciones educativas que eran parte del sistema (la Universidad Metropolitana, la Universidad del Este y la Universidad del Turabo) se conviertan en una sola unidad competitiva.

“La Universidad del Turabo, la Universidad Metropolitana y la Universidad del Este se unificaron en diciembre. Ellos han tenido la gentiliza de continuar compitiendo como el recinto de Cupey (Metropolitana), recinto de Gurabo (Turabo) y recinto de Carolina (UNE). Además, ya se “autorizó a usar sus nuevos colores, el rojo y gris. Ahora tenemos una nueva universidad”, dijo el comisionado, quien todavía espera noticias sobre un posible cambio en el sistema de la UPR.

Además de este reto, Sosa planifica mecanizar varios de los procesos que se realizan en la LAI, como el proceso de elegibilidad, tratar de aumentar la cantidad de deportes y conectarse con la población estudiantil para escuchar su sentir. “Pienso que es la comunidad universitaria la que me debe dar las señales de hacia dónde debo dirigir la LAI y no yo solo”, declaró Sosa.

En cuanto a la celebración de los 90 añoS, Sosa informó que le comisionó a Uriarte la realización de una serie de carteles con fotografías y apuntes en los que se recojan los momentos más importantes de la LAI. Se estima que serán alrededor de 14 afiches.

“A través de ellos, queremos recordar y honrar a todos los que han hecho la historia de la LAI. Porque la LAI no es solamente el administrador. La LAI son los atletas, son los triunfos, la juventud, los que trabajan, y los estudiantes que apoyan a sus atletas. Esto es una obra de muchos”, manifestó Sosa.

Por último, Sosa resaltó el legado de la LAI no solo en el deporte universitario, sino también en el deporte en general. “La gente que organizó esta institución (la LAI), entiéndase Cosme Beitía, Jorge Morales, (Luis) Izquierdo, del RUM; y (Charles) Leker, de la Poly (Instituto Politécnico de Puerto Rico), nos hicieron un proyecto de país que le crea un ciclo para que los atletas puertorriqueños comenzaran su desarrollo”, dijo.

Uriarte coincidió con Sosa en su apreciación. “La LAI le ha servido bien al país. Como proyecto —en 90 años— le ha brindado una plataforma para que los mejores atletas de cada década se puedan mantener activos y para que otros se pudieran convertir en profesionales”, dijo Uriarte.

Este año, las Justas de Atletismo se celebrarán del 25 al 27 de abril en el estadio Francisco “Paquito” Montaner, de Ponce.

Deja un comentario